Las redes sociales son parte de nuestro día a día, ¿no es cierto? Muchas veces las utilizamos, para saber de alguien a quien no vemos hace tiempo, estar al día de las novedades, dialogar con alguien, o simplemente para pasar el tiempo. Pues bien, así como nosotros, la mayoría hace esto, utiliza diariamente las redes sociales y es por este motivo que en ellas tenemos una gran ocasión para atraer consumidores.

Así que, si estás buscando conquistar clientes, continúa leyendo porque hoy vas a entender mejor cómo utilizar las redes sociales a tu favor para alcanzar este objetivo.

¿Qué es el Social Selling?

El social selling no es simplemente vender a través de las redes sociales, los nuevos conceptos de marketing van mucho más allá de eso. El social selling consiste en encontrar, atraer, crear diálogos, entender y conquistar a cada uno de los consumidores.

No se trata solamente de vender un producto. Se trata de crear una relación con los clientes para que consuman nuestro producto o servicio no solamente una vez, sino que se vuelvan consumidores constantes y divulgadores de nuestra marca.

El social selling consiste en encontrar, atraer, crear diálogos, entender y conquistar a cada uno de los consumidores.

Las redes sociales nos permiten tener un acercamiento cada vez mayor con el público y a través de estrategias de marketing de contenidos y branding podemos despertar un interés permanente en los usuarios con el objetivo de que un día se conviertan en clientes y si ya son clientes, para que continúen consumiendo.

¿Cuáles son las Ventajas del Social Selling?

Esta estrategia nos trae una infinidad de posibilidades y aquí voy a mostrarte algunas de sus ventajas:

Disminuye el Esfuerzo del Vendedor

Con una buena estrategia de contenidos, puedes educar a tu cliente e inducirlo para la compra. De esta forma el proceso de ventas es mucho más simple y rápido.

Por medio de tus contenidos puedes divulgar tus productos o servicios, informar sobre ellos, aclarar dudas y mostrarte a disposición.

A través de los comentarios de los usuarios puedes prestar una excelente atención al cliente, dándoles más seguridad a tus leads para que futuramente efectúen una compra y además mejorando su experiencia con tu marca.

De esta forma la concretización de una venta es algo más sencillo, con buenos contenidos preparas a tus leads para comprar.

Tu Marca en Cualquier Lugar las 24 Horas del Día

Los límites de tiempo y espacio desaparecen en las redes sociales. Tu contenido está disponible para todos los usuarios independientemente en el lugar que se encuentren y el horario en que quieran interactuar con tu marca.

Con esto las posibilidades de negocios aumentan considerablemente.

Reduces Costos

El marketing digital es mucho más económico que el marketing tradicional, ya que, en lugar de intentar alcanzar un gran público, todos nuestros esfuerzos van en dirección a al público que nos interesa.

En las redes sociales no necesitamos hacer grandes inversiones, lo que permite que sea accesible para todo tipo de empresas, desde las más pequeñas hasta las más grandes. Puedes adaptar tu estrategia a cualquier presupuesto.

Recibes Constantes Feedbacks

Una de las grandes ventajas que te ayuda a darle a tu público lo que realmente necesita es la posibilidad de recibir feedbacks. Así puedes atender a tus clientes de la mejor forma posible ofreciéndoles lo que necesitan y convirtiéndolos en verdaderos admiradores de tu marca.

Recibir feedbacks positivos es muy fácil y agradable, lo difícil muchas veces es recibir feedbacks negativos, pero aunque no lo creas, esto no es tan malo como parece. A través de las redes sociales puedes considerar esos feedbacks negativos para hacer mejoras en lo que sea necesario y así reconquistar a los clientes insatisfechos.

Manifestar el reconocimiento de los errores y mostrar disposición para corregirlos puede convertirse en algo positivo para la imagen de tu marca.

Construyes Relaciones a Largo Plazo

Como lo mencionamos anteriormente el objetivo del Social Selling no es simplemente hacer ventas, y sí crear relaciones para que tus clientes no solamente consuman tu producto o servicio una vez, sino para que se conviertan en clientes constantes y hagan publicidad indirecta de tu marca.

El social selling te permite tener una mejor relación con tus clientes, una relación más humanizada, más coloquial, lo que te ayuda a mantener una buena comunicación con ellos.

Los Clientes Comienzan a Llegar Solos

Recuerdas la famosa divulgación boca a boca que funcionaba tan bien en el marketing tradicional, pues bien, ahora alcanzó otros medios y las redes sociales permiten que esta divulgación tenga otros niveles, de mayor alcance, gracias a la facilidad de distribución de información que existe en estas plataformas.

El contenido que produces puede ser difundido no solamente por ti, sino por cualquier usuario de la red, por tanto, existen factores externos que pueden colaborar en la divulgación de tu marca.

Otro punto importante es que hoy en día no son solo los vendedores los responsables por el proceso de compra y venta, los consumidores buscan los productos que quieren consumir y muchas veces lo hacen a través de las redes sociales, por tanto, si tienes una buena presencia en estas redes, y con eso me refiero a una presencia activa, la probabilidad que los clientes comiencen a llegar solos es mucho mayor.

No te Quedas Atrás en Relación con la Competencia

El Social Selling es una tendencia universal, por tanto, algunos de tu competencia ya deben haber tomado su espacio dentro de las redes y tú no puedes quedarte atrás. Si aún no lo han hecho, pues mucho mejor. Ser uno de los primeros de tu sector en las redes sociales puede permitirte conquistar un público mayor con menos esfuerzo, pero recuerda, desde el inicio debes hacer un buen trabajo, porque de nada sirve ser el primero sin tener una presencia activa y eficaz en estos medios.

¿Cómo Empezar a Hacer Social Selling?

1. Escoge las Redes Sociales

Para comenzar lo primero que tienes que hacer es escoger las redes sociales que vas a utilizar. Esta etapa es muy importante porque de nada te sirve abrir cuentas en 5 o 6 redes sociales si no vas a dedicarte a todas ellas. Por tanto, identificar en que redes está tu público es el primer paso que debes considerar.

Debes tener en cuenta el público al que te diriges, si tu empresa es B2B o B2C, el tipo de usuarios de cada una de las redes, el tiempo que tienes para dedicarte a ellas (mientras menos tiempo tengas para dedicar, menos cuentas debes abrir).

Las redes sociales más utilizadas para hacer Social Selling son Twitter, LinkedIn y Facebook. Pero tu mejor que nadie sabes dónde está tu público.

Después de escoger las redes sociales crea tu perfil, sé cuidadoso en este punto ya que tu perfil debe identificarte y representar a tu marca, por tanto, dedícale un buen tiempo a esta tarea. Escoge una buena imagen que transmita lo que quieres pasar. Ten en mente que debes crear una identidad con este perfil y con él debes facilitarles a las personas que te localicen.

2. Recolecta Informaciones

Una vez que hayas escogido las redes sociales y hayas creado tu perfil, empieza a conocer la red social, busca a tu competencia y ve un poco de lo que está haciendo, encuentra también a empresas de tu sector en otros países y con todos estos datos haz un análisis de las informaciones que puedas recolectar. Estas informaciones te podrán ayudar a crear tu estrategia y darte ideas de oportunidades.

3. Crea una Estrategia

Las redes sociales no son todas iguales, no tienen el mismo público y cada una tiene sus particularidades, por tanto, tus publicaciones también deben ser así.

Todos tus perfiles deben tener la misma identidad, pero no deben de ser una copia con diferentes formatos. Varía algo mínimo, coloca un detalle extra en cada uno de ellos, haz pequeñas modificaciones utilizando las características de cada red social, así te integrarás mejor en cada una de ellas.

Crea tu estrategia para cada una considerando sus diferencias. La misma recomendación vale para las publicaciones, no publiques exactamente lo mismo en todas ellas, varía un poco.

Adquiere enlaces, artículos patrocinados, espacios para publicidad de forma rápida y segura para impulsar tu negocio.

Más Información

4. Establece tu Marca

Una vez creada tu estrategia es hora de establecerte y marcar presencia.

Haz publicaciones de contenidos de valor, no solo tuyos sino también puedes compartir contenido que pueda serle útil a tu público, escoge fuentes fuertes del sector, para que eso te de más autoridad dentro de tu grupo de seguidores.

Una vez que ya tengas algo de contenido en tu perfil ya puedes empezar a crear tu red y conseguir seguidores.

Atrae seguidores entrando en comunidades de tu sector e invita a tus clientes a participar de tu red. Si quieres acelerar el crecimiento de tu red puedes crear anuncios, eso sí con mucho cuidado para que esos seguidores sean cualificados, dedícale un buen tiempo a la segmentación del público que verá tu publicidad.

5. Interactúa

Una vez que ya hiciste algunas publicaciones y tienes algunos seguidores es el momento de comenzar a interactuar con ellos. Cada vez que te hacen un comentario, respóndelo y colócale personalidad a tu respuesta, no hagas algo automático, humanízalo.

Haz parte de comunidades de tu sector dentro de las redes sociales y participa en ellas. No hagas nunca propaganda directa en estas comunidades, pero puedes compartir contenido de valor, de esta forma tu círculo de contactos podrá crecer más fácilmente.

¿Cómo empezar en cada plataforma?

Como te lo mencioné anteriormente, las redes sociales que se prestan más fácilmente al Social Selling son Twitter, LinkedIn y Facebook, por tanto, son de ellas que vamos a hablar un poquito.

Pero antes déjame darte una recomendación válida para todas ellas, sé constante al hacer publicaciones, solo así marcarás presencia.

Twitter

Twitter es una red social en la que se puede practicar fácilmente el Social Selling.

Lo primero que debes hacer es crear tu perfil. Escoge una buena imagen y haz una pequeña descripción de lo que hace tu empresa, no olvides de colocar tu sitio web.

En Twitter se pueden utilizar listas, es una herramienta que para el Social Selling puede ser muy útil. La ventaja de las listas es que no necesariamente debes seguir a quien está en ella, y las puedes hacer públicas o privadas, así que puedes crear una para monitorizar a tu competencia, por ejemplo.

También puedes entrar en listas de tu sector y empezar a seguir a sus usuarios, de ellos algunos también empezarán a seguirte. De esta forma puedes empezar a crear un público interesado en tu sector.

Con las listas puedes segmentar tus usuarios: hacer una lista de clientes, otra de leads y agrupar a tus seguidores como mejor creas conveniente.

Las publicaciones en Twitter tienen una limitación de caracteres, son 280 por Tweet, así que debes ser objetivo y conciso. Usa hashtags en tus publicaciones, así tus contenidos serán encontrados más fácilmente.

Crea un cronograma de publicaciones con contenido de valor, útil para el público que tienes dentro de esta plataforma.

Aquí te dejo un ejemplo de publicación en Twitter, como ves, es un Tweet bastante general, un mensaje de felicitaciones por el día de la secretaria, este tipo de publicación se comparte fácilmente, por tanto, aprovecha todas las fechas conmemorativas para hacer publicaciones semejantes.

Twitter

LinkedIn

Esta red social funciona increíblemente para el Social Selling de empresas B2B. Así que, si tu empresa es de este sector, es fundamental que estés en ella.

Primero debes crear tu perfil considerando las recomendaciones que ya te dimos anteriormente y poco a poco crear tu red de contactos.  Empieza por tus clientes y después podrás ir expandiéndote.

Haz publicaciones en tu muro, comparte publicaciones, participa en grupos, conversa con otras personas, felicita a tus contactos cuando cambian de empleo o cargo. Resumiendo, sé presente, esto es sumamente importante al igual que en las otras redes sociales.

En LinkedIn hay una opción por la que puedes publicar artículos, úsala y destácate como referencia en tu sector.

Este es un excelente ejemplo de una publicación para captación de Leads de HubSpot, donde te ofrecen un contenido de valor a cambio de algunos de tus datos.

LinkedIn

Facebook

La red social más usada del mundo nos trae también una amplia gama de posibilidades para el Social Selling.

Después de crear tu perfil y haber hecho algunas publicaciones es hora de empezar a crear tu red de seguidores.

En Facebook únete a los grupos donde está tu cliente ideal e interactúa. Recuerda, en los grupos no debes nunca hacer publicidad, puedes compartir contenido de valor desde tu página de fans, así si lo que compartiste es un contenido realmente útil para ellos, ten por seguridad que le darán “me gusta” a tu página para estar al tanto de las novedades.

Aquí te dejo un ejemplo de un post de Facebook de la página en español de Linkhouse. Este tipo de publicaciones son una excelente forma de humanizar tu marca y hacer que tus seguidores la tengan siempre presente.

Linkhouse

Facebook, sin duda alguna, es una excelente plataforma para hacer Social Selling, ya que en ella se encuentra reunido todo tipo de público. Solo necesitas segmentar bien el público que quieres alcanzar.

Las redes sociales son una excelente forma de hacer Social Selling, y convertir el proceso de ventas en algo más simple y personal. Aprovecha todos los recursos que tienen para ofrecerte y ¡aumenta tus ventas!

Espero que este artículo te sirva y si quieres aprender sobre el marketing local en Facebook, lee este artículo, estoy segura de que después de leerlo y seguir sus consejos, tu presencia en esta red te traerá muy buenos resultados.

Síguenos en nuestras redes sociales

Linkhouse - Plataforma de Content Marketing y Linkbuilding

 

REGISTRARSE
Gabriela

Suscríbete

RECIBE NOTIFICACIONES SOBRE NUESTROS NUEVOS ARTÍCULOS EN TU CORREO ELECTRÓNICO